30 jun. 2018

La Media Cúpula de Yosemite



La Media Cúpula de Yosemite es un reto importante para los múltiples escaladores que visitan el valle de Yosemite en California. Su origen está relacionado a una gran leyenda.
Esta cuenta que una anciana mujer y su marido que emprendieron un viaje a un valle llamado Ahwahnee. La mujer cargaba con una pesada cesta mientras que el esposo simplemente llevaba un bastón. Debido al calor del sol y a su pesada carga tenía mucha sed. Cuando se acercó al lago que se encontraba en la zona, comenzó a beber con tanta avidez que lo dejó seco.
Debido a la falta de agua toda la zona perdió su verdor y quedó de color blanquecino. Su marido enfurecido intentó golpearla con el bastón. Ella comenzó a correr para alejarse e intentó arrojarle la cesta para liberarse de él.
En esta posición se hallaba cuando el Gran Espíritu del Bosque los convirtió a ambos en piedra. Hoy se conocen con el nombre de la Media Cúpula de Yosemite y la Columna de Washington. Hay quienes afirman que si te acercas a la Media Cúpula es posible divisar el rostro de la mujer, cuyas lágrimas todavía fluyen en silencio.
Todos estos lugares son tan maravillosos como sus leyendas. ¿Cuál te gustaría conocer a ti?

La Gran Esfinge de Giza



El único dato en el que todos están de acuerdo acerca de la Gran Esfinge de Giza es que es la estatua más grande y más antigua del mundo. En torno a ella, también, se han tejido muchas leyendas.
La más conocida relata la historia del príncipe Tutmosis. Este príncipe era el hijo preferido de su padre, lo que generaba grandes celos en sus hermanos, que planeaban asesinarlo. Debido a esta situación, Tutmosis pasaba largas horas de cacería o rezando en el desierto.
Un día, se acercó a la esfinge, que en aquel momento solo tenía la altura de sus hombros y le pidió que lo alejara de todos sus problemas. Esta volvió a la vida y a cambio de ese favor le suplicó que le quitara la arena que la cubría. La impresión fue tan grande que Tutmosis se desmayó. Cuando despertó prometió a la esfinge que, si en algún momento se convertía en faraón, eliminaría toda la arena e inmortalizaría ese evento en piedra.
Esta historia ganó notoriedad hace unos 150 años, cuando un arqueólogo despejó la arena y encontró una tablilla de piedra entre las patas de la esfinge que narraba esta historia.

La Calzada del Gigante



La Calzada del Gigante se encuentra en el norte de Irlanda. Los científicos afirman que estas columnas hexagonales de basalto son el resultado de la acción de la lava durante 60 millones de años, pero la leyenda que las rodea es mucho más entretenida.
Esta cuenta que un gigante irlandés llamado Finn McCool tenía una gran disputa con un gigante escocés llamado Benandonner. Para poner fin al problema Finn McCool decidió construir un paso elevado para que Benandonner pudiera atravesarlo, ya que no sabía nadar. De esta manera podrían tener una lucha frente a frente y demostrar quién era más grande.
Comenzó entonces la construcción de la calzada pero luego de unos días cayó dormido por el cansancio. Mientras dormía, su esposa escuchó un estruendo en el exterior. Ella descubrió con espanto que el contrincante era mucho más grande que su marido y para evitar la confrontación, y la segura derrota, lo envolvió con la manta más grande que pudo hallar. También le puso el gorro más grande que encontró.
Cuando el gigante Benandonner finalmente llegó a su puerta, ella lo conminó a que dejara de hacer ruido, ya que despertaría a su bebé.
La leyenda cuenta que cuando el gigante vio el tamaño del bebé no quiso ni imaginar lo que sería un enfrentamiento con su padre. Entonces, regresó corriendo a su casa, destrozando parte de la calzada tras él para que nadie pudiera perseguirlo.

La Avenida de los Baobabs


La isla de Madagascar no solo es famosa por sus lémures sino que cuenta con otro atractivo que llama a muchísimos visitantes. La Avenida de los Baobabs es una formación de 25 árboles baobab que se alinean a lo largo de un camino de tierra. Su extraña apariencia ha dado lugar a múltiples leyendas.
Sin embargo, la más conocida es que estos árboles tenían una belleza tan inusual que se volvieron sumamente vanidosos. Se jactaron tanto de su apariencia que Dios decidió plantarlos al revés, de modo que solo pudiéramos apreciar sus raíces.

El Monte Etna



Situado en la costa este de Sicilia, el Monte Etna es uno de los volcanes más altos y más activos de Europa. El primer registro de una erupción de ese volcán data del año 1500 A.C. y desde entonces se ha mantenido activo.
Hay una leyenda griega que afirma que las erupciones se deben a un monstruo de 100 cabezas que son similares a las de un dragón que arroja grandes columnas de fuego de ellas cada vez que se enoja. Este monstruo era conocido como Tifón y era el hijo de Gea, la diosa de la tierra. como era muy rebelde este fue condenado por Zeus a vivir bajo el Etna.
Desde entonces, en algunas ocasiones da rienda suelta a la ira que le provoca estar aprisionado y deja escapar lava caliente sobre las laderas del volcán.

Las Cataratas del Niágara


Las Cataratas del Niágara, que están situadas en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, también tienen su leyenda. Esta narra la historia de la Doncella de la Niebla en la cual, una joven llamada Lewala, se ofreció a los dioses con el fin de apaciguarlos.
Lewala se encontraba dentro de una canoa que fue arrastrada por la caída de agua y fue rescatada por el dios del trueno, llamado Hinum. Este dios le enseñó cómo derrotar a una enorme serpiente que habitaba en el río.
Ella llevó su mensaje al pueblo en el que habitaba y se produjo una lucha tan feroz contra esa serpiente que dio lugar a la forma con la que cuentan las cataratas en la actualidad.

El Lago Ness



El lago Ness es el más grande del norte de Escocia. Desde la época de los romanos comenzaron las historias acerca de un monstruo que nadaba bajo las aguas del lago.En 1933 una pareja informó acerca de la presencia de una enorme criatura con una forma similar a un dinosaurio, que se sumergía y volvía a emerger en el lago.Los científicos descartaron esta teoría ya que afirman que es imposible que una criatura haya sobrevivido millones de años.Sin embargo, las personas siguen informando acerca del avistamiento del monstruo aún en la actualidad. En el 2015 un turista que navegaba en un bote a lo largo del lago tomó varias fotografías en las que aparece una extraña forma en medio del agua.Si esto es cierto, haría 1450 años que ese monstruo vive escondido en el lago, ya que esa fue la fecha del primer avistamiento conocido.

El lago Titicaca


Este hermoso lago, ubicado entre Bolivia y Perú está rodeado de leyendas. En el lugar que ocupaba, existía un valle fértil donde vivían los hombres en abundancia, protegidos por los Apus, los dioses de las montañas. Estos les prohibieron solo una cosa, que nunca llegaran a la cima, donde se hallaba el Fuego Sagrado. Pero el diablo los instó a probar su coraje escalando la montaña.
Los Apus, al ver que habían desobedecido sus órdenes se dedicaron a exterminarlos. Hicieron surgir a miles de pumas de las cavernas que comenzaron a matarlos. Al ver esta devastación, el dios del sol, Inti, lloró tanto que provocó la inundación del valle.
Con ella se ahogaron todos los pumas. Solo sobrevivió una pareja que, con la salida del sol, contempló con asombro el hermoso lago que se había formado y cómo los pumas se habían convertido en estatuas de piedra.

La Muralla China







Existe una leyenda de amor que los locales asocian a la construcción de la Gran Muralla China y que está relacionada con aquellos que perecieron durante su construcción. Dicha leyenda cuenta la historia de una joven, llamada Meng Jiangnu, que conoció a un joven, Fan Xiliang. Él se ocultaba de los oficiales que reclutaban mano de obra para construir la muralla. Ambos se enamoraron y contrajeron matrimonio. Tan solo tres días después de la boda Fan fue reclutado para ayudar a los demás trabajadores.
Meng pasó un año sola, sin recibir noticias de su esposo. Después de tener una horrible pesadilla decidió ir en su busca. Cuando llegó a la muralla se enteró de que Xilian había muerto de cansancio y que estaba enterrado debajo del muro. Ella lloró tanto apoyada contra la muralla que una parte de ella colapsó y aparecieron los restos de los trabajadores muertos.
Meng se cortó sus dedos y observó cómo su sangre fluía a través de los esqueletos. Cuando esta se centró en torno a uno en particular, supo que había encontrado a su esposo. Hizo que lo enterraran apropiadamente y luego se suicidó lanzándose al mar.

29 jun. 2018

El acecho



No podía dormir, el viento arremetía con tanta violencia contra las ventanas y puertas, que parecía que se iban a caer. Cerré mis ojos y mantuve la luz encendida, como siempre lo hacía. Lograba conciliar el sueño, tal vez 15 o 20 minutos máximo, y luego volvía a despertar. Mientras miraba el techo, ensimismado en pensamientos de tiempos pasados, los cuales obviamente fueron mejores, deseando que nada de esto hubiera pasado, desenado que mi vida fuera como antes del accidente.
A mi mente llegaban imágenes, imágenes violentas, que se estrellaban en mi pensamiento como aquel coche, del cual se desprendieron mis lamentos. Recuerdo bien aquella noche. Estaba ebrio, había terminado con mi novia de toda la vida, mi corazón se convirtió en añicos, como el parabrisas de los autos al colisionar; necesitaba ahogar mis penas, y que mejor oportunidad que hacerlo con licor. Copa tras copa, fueron pasando de mi mano a la boca, llenas hasta el tope, con el licor más barato del bar. Así comienza siempre, trazas un punto negro en la pared, después comienzas a beber y beber. Cuando ese punto inicia un desplazamiento en la pared y no puedes evitar que se mueva, sabes que debes parar. Generalmente funciona, pero una vez embriagado ya no hay punto que valga y quieres seguir bebiendo. Ya no quieres parar. Quieres dejar que el alcohol se lleve tus penas, como aquel vendaval que arrasa un pueblo, sin dejar rastro. El único efecto adverso es que cuando la resaca pase, las penas volverán.
Bebí hasta que el bar cerró. Salí tambaleante y contrario a lo que las personas racionales harían, yo maneje mi coche. Que gran irresponsabilidad, aunque debo decir en mi defensa, que no era responsable de mis actos, el alcohol estaba haciendo el trabajo de pensar por mí. A mi trayecto del bar a mi casa, adicione otro condimento que acercaba mi vida al desastre, la velocidad. Ahora recapitulemos, alcohol más velocidad, más tristeza y más deseo de borrar mi vida del planeta, daba como resultado una catástrofe, que acabaría mi vida para siempre.
n la carretera, y sin previo aviso, una mujer salió corriendo de entre los matorrales, mis reflejos permitieron que alcance a presionar el freno con vehemencia, desafortunadamente el piso mojado y la velocidad a la que iba hizo derrapar el auto, y no pude evitar golpear a la mujer. Detrás de ella, salió un hombre, al cual también arrolle. El mejor remedio para apaciguar la borrachera, era llevarse un gran susto, aunque no es aconsejable hacerlo.
Con el auto quieto, atravesando la calle, y yo jadeante entendiendo que había pasado. Mire por el retrovisor y un hombre, agonizaba tirado en el suelo. Busque a la mujer por todos lados, no había rastro de ella. Me baje del auto y fui a ver el hombre, aun respiraba, busque a la mujer y yacía inmóvil, debajo de las llantas traseras. Me paralice, una sensación de miedo me recorrió, estaba muerta, yo la había asesinado. El miedo me hizo moverme como un rayo, subí al carro, acelere y me fui a toda velocidad del lugar. En mi casa lave el auto y quise eliminar aquella noche, de mi recuerdo.
Fue imposible, al otro día los diarios, inundaron la ciudad con el macabro accidente. Carro fantasma arroya presunto violador, y a su inocente víctima. Al parecer la mujer forcejeo contra él y logró escapar, salió corriendo por la carretera en busca de ayuda y un automóvil, que al parecer iba a toda velocidad, la atropelló. También el auto arroyó al violador. La mujer murió en la escena del crimen y el hombre lucha contra la vida y la muerte en una clínica de la ciudad.
Aquel violador sufrió una terrible muerte, cuando comenzaba a despertar. Alguien lo ahorcó con la manguera de oxígeno. Y todos sus huesos estaban fracturados. Un acontecimiento extraño, que tan solo advertía mi futuro. El día que murió el violador, esa misma noche, ella me atacó. Todo comenzó, con un viento fuerte, que silbaba con gran fuerza, por entre las rendijas. Las puertas vibraban y mi casa estaba tan fría como una nevera. Yo ya estaba dormido y me costó un tiempo entender que lo que sucedía no era una pesadilla. Las luces se encendían y se apagaban, sonaban como si estuvieran haciendo un corto circuito. Me senté en la cama sobresaltado. Y fue cuando la vi, era la misma mujer que atropelle, aunque estaba más pálida y se arrastraba sobre el piso, como una serpiente, emitía un lamento e iba de un lugar a otro, junto con ella, rodeándome, disfrutando mi temor. Al compás que ella se movía, las luces titilaban y cada vez que quedaba a oscuras y regresaba la luz, ella aparecía cada vez más cerca de mí. Me oculte bajo las cobijas, temblando de miedo y rogando que todo tan solo sea una pesadilla. Al parecer mis ruegos funcionaron y todo volvió a la normalidad.
Desafortunadamente eso fue una inocente calma, y tan solo fue el comienzo de mi infierno. Las siguientes noches, la escena se repetía. Pero cada vez ella tenía más fuerza. Al principio hacía temblar cosas y jugaba con la luz. Pero después ella podía tocarme, sus manos frías sobre mí, helaron todo mi cuerpo. A cada contacto de ella con mi piel grandes cardenales adornaban mis manos y piernas. Sin embargo a medida que pasaban los días, ella me presionaba con mayor fuerza y mi cuerpo al otro día estaba severamente lastimado y adolorido. Con el paso de las semanas, mordiscos, arañazos y golpes hacían parte de su repertorio.
Ya no puedo más con este infierno, esa mujer me acosa en las noches, no puedo dormir, y tampoco tengo una solución. Mi desesperación está en un nivel alto, esa mujer buscaba una venganza por lo que le hice, pero ella no me asesinó, ella tan solo llevo mi alma al límite, para que sea yo mismo quien me arrebate la vida. Lo logró he amarrado una soga en la viga del baño, probé unas 100 veces si era capaz de resistir mi peso, con bultos de arena equiparados a mi peso. Ahora cuando terminó de escribir esto, también tirare el banco al piso y quedare colgando del techo. No sé cuánto tarda mi cabeza en dejar de ser oxigenada y muera, pero sinceramente espero que sea pronto para al fin acabar con este infierno.

28 jun. 2018

MUERTES GEMELAS


En una reconocida familia de Inglaterra, una madre iba a tener un parto en algún hospital de Liverpool, iban a ser gemelas.
por fin llegó ese día y vinieron al mundo dos hermosas niñas. cuando cumplieron su tercer aniversario la familia salió a pasear, de regreso y mientras cruzaban la carretera para recoger el vehículo que allí habían estacionado, sin darse cuenta y en un abrir y cerrar de ojos, un vehículo se dirigía a toda velocidad hacia ellas y la desnaturalizada madre soltó a las pequeñas corriendo a un lado de la carretera. todo ocurrió en cuestión de segundos cuando el carro atropelló a las gemelas.

no se pudo hacer nada, las niñas habían muerto. todos los familiares y allegados acudieron al elegante funeral, se notaba un dolor especial en el ambiente, había una sensación de tragedia, de una tragedia que posiblemente se habría podido evitar. pero nadie como la madre se lamentaba tanto, quien repetía y repetía una y otra vez que no debió haber soltado a las niñas y que deseaba que dios se la hubiese llevado a ella en vez de a sus queridas hijas.
dos años más tarde y ya superado el trauma, la madre quiso volver a tener hijos; el padre aceptó. sin saber lo que iba a suceder de nuevo. cuatro meses después el doctor comprobó que en su vientre había un bebé, un hermoso varón y que para que naciera saludable debía volver en dos meses para empezar a ejercitarlo. la madre se propuso que lo querría como si nunca hubiese tenido hijos.
a los seis meses al niño ya se le veía claramente la forma de su pequeño y ligero cuerpecito, a los ocho meses la madre sentía que ya no podía aguantar más así que fue un parto prematuro. la noticia no era de esperarse, la madre se desmayó durante el parto e inexplicablemente salieron gemelas.

la madre no dio importancia al hecho y daba gracias a dios por haberle devuelto a sus hijas, pero entre dientes la madre y el padre se decían que nunca mencionarían nada de lo que sucedido y que las tratarían como si fueran las primeras.
una navidad, tres años después, la familia salió de paseo al mismo lugar de siempre, al regresar, mientras cruzaban la carretera que tanto pavor daba a la madre las niñas se agarraron fuertemente a las manos de su madre y mientras se encontraban en mitad del asfalto las niñas le dijeron a su madre: mamá……no nos sueltes, que aquí fue donde nos mataron.



                                             

27 jun. 2018

LA MANCHA DEL CAFE



Una noche de invierno, en el año 1956, una muchacha, Dennis Hopkins de 19 años, fue asesinada y violada. Sus padres nunca se recuperaron de esta gran pérdida, ya que ella era única hija en la familia.
Cinco años después, una noche negra de invierno, en 1961, un muchacho, Richard Jordán fue con sus amigos a un bar, cuando él vio una muchacha muy bella, pálida, de cabello claro y lacio, estaba tomando una taza de café. Richard la vio, y el se dirigió hacia la bella y pálida damisela , para charlar un rato con ella.
Él le pregunto amablemente su nombre, y dijo llamarse Dennis Hopkins. Él se presentó y se puso a platicar con ella.
Charlaron largo rato en ese momento, se le volcó café en su vestido blanco.
Ella le comento que era ya tarde, que debía irse. Richard se ofreció a llevarla y ella aceptó, cuando estaban en la altura del cementerio ella dijo que la dejara ahí que faltaban unas pocas cuadras.
Al día siguiente, Richard, fue a la casa de Dennis, para ir a buscarla. Le abrió la puerta su madre. Él preguntó si Dennis se encontraba, y la mujer palideció. Dijo que no quería que le hicieran bromas de ese tipo. Richard, preguntó algo asustado a que se refería. Ella dijo que Dennis murió en 1956. Él dijo que eso era imposible, que estuvo con ella la noche anterior.
La mujer confirmó que era imposible, que estaba muerta, entonces le ofreció ir al cementerio a ver la lápida , y su cuerpo. Él acepto.
Ese día a las 20:00 horas, ambos se encontraron en el cementerio, con una pala. al desenterrar el cuerpo, el joven vio su cabello lacio, con rostro pálido. En ese momento, el muchacho descubrió que... llevaba puesta su vestido blanco, con la mancha de café



                                                           

PINTADO DE SANGRE



Cuenta la leyenda , que hace mucho tiempo había un payaso llamado Morfy que vivía en misiones Argentina y alegraba a todo el pueblo . Tenia una hija de aproximadamente unos 5 años y había perdido a su mujer en el parto , por una imprudencia del medico.
Un día al regresar a su casa después de dar su función cotidiana, descubre a su hija tirada en el suelo del comedor , muerta por un ataque de asma.
Desde ese día el payaso dejo de sonreír y andaba por el pueblo , como un muerto en vida.
Se encerró en su casa y no volvió a salir jamás.
Al cabo de 2 meses empezaron a desaparecer varios chicos del pueblo y todas las culpas recaían en el payaso.
Un grupo de vecinos fueron a la casa del payaso y derribaron la puerta, y encontraron los cuerpos sin vida de las criaturas , pero no encontraron rastro del payaso. entonces sacaron los cuerpos mutilados de los niños e incendiaron la casa, con la escusa de que estaba maldita.
Solo quedo de la casa un cuadro con la cara endemoniada de un payaso riéndose , que fue enterrada en ese mismo lugar.
Se dice que los días de tormenta se forma una nube negra con forma de payaso sobre donde fue enterrado el cuadro y siempre muere un niño a causa de asma.
del payaso nunca se supo mas nada , ni se ha encontrado el cuerpo.
Es un misterio que muchos tratan de creer
.

LOS AMANTES



Esta historia me la contaron de pequeño. Fue el año 1950,se decía que en mi pueblo, una mujer de 40 años, casada y con 2 hijos,tenia relaciones sexuales con un amante no muy lejos de donde ella vivía.
En una ocasión, después de tener sexo con su amante, esta volvió a su casa sobre las 12:30 de la noche, mientras su amante la acompañaba para que no le pasara nada. El amante se alejaba, pero pudo ver como en la misma casa de la misma, su marido le golpeaba con un mazo en la cabeza.
El amante se fue corriendo hacia su casa y aviso a la policía. Cuando llegaron era demasiado tarde: la mujer había muerto, sus 2 hijos también y el marido se había suicidado después de cometer el crimen. Cuatro días después el amante estaba solo en casa durante la noche, preocupado por lo que había pasado, entonces alguien llamo a su puerta, el abrió pensando que era la policía que quería interrogarle, pero abrió la puerta y no había nadie. A partir de ese momento, el pensó que no estaba solo en casa, pues escuchaba a alguien caminar por el segundo piso. Nada mas se supo hasta el día siguiente, que la policía entro en la casa del amante para interrogarle y descubrieron que había sido brutalmente asesinado. Pudieron leer un mensaje con sangre de la victima, escrito en su vientre: esto te pasa por irte con mi esposa y madre de mis hijos.


El macabro juego de la soga



Se cuenta que en un festival se organizó un concurso del juego de la soga. Había miles de concursantes y la competencia era muy cerrada. Ochocientas personas se encontraban de cada lado de la cuerda, encabezados por dos de los hombres más fuertes. Al comenzar el concurso, la gente tiró lo más fuerte que pudo. La soga no estaba hecha para soportar tanta fuerza por lo que se rompió a la mitad y por la fuerza que todos estaban ejerciendo, los brazos izquierdos de los líderes de cada equipo fueron arrancados, trasladándolos al hospital en el Esta historia se dio en octubre 25 de 1997. en Keelung River, Taipei. La fuerza puesta en la soga era aproximadamente de 80, 000 kilos mientras que esta, de 5 centímetros de grosor, sólo podía soportar unos 26, 000 kilos. La soga se rompió cortando los brazos de Yang Chiung ming y Chen Ming  kuo quienes tenían la cuerda amarrada a sus brazos. Sin embargo, la mutilación de los miembros fue meramente por el efecto de rebote de la soga.  Las víctimas fueron llevadas al M
Todas estas historias nos ponen los pelos de punta debido a que son realmente macabras. No todos son mitos, aunque muchas de ellas se van deformando gracias a la creatividad de la gente, un poco de realidad se esconde detrás de ellas. Ahora ya saben, si van a un hotel, una sorpresa debajo del colchón podrá estarlos esperando.

ackay  Memorial Hospital donde estuvieron siete horas en operación para que sus brazos fueran unidos nuevamente.


El cadáver bajo la cama




Muchas cosas puede haber debajo de una cama, pero qué harías si encontraras un cadáver ahí. Por más increíble que parezca historias similares sucedieron en Las Vegas. Atlantic City, New Jersey, Florida, Kansas City y California. ¿Qué mejor lugar que esconder a los muertos bajo las camas de los hoteles?
Una pareja de recién casados acudió a Las Vegas como parte de su Luna de Miel, sin imaginar lo que les esperaba. Al llegar a la habitación detectaron un olor desagradable. El hombre llamó a la gerencia explicándole la situación y que deseaba hacer un cambio de suite. El gerente se disculpó y le dijo que no podía cambiarse debido a que todas las suites estaban ocupadas, por lo que les ofreció llevarlos a un restaurante mientras enviaban al personal de limpieza para acabar con el olor. Al regresar a la habitación , el mal olor persistía llamando nuevamente al gerente, quien le ofreció buscarles hospedaje en otro hotel. Debido a una convención, todos los hoteles estaban llenos, por lo que el gerente se comprometió a limpiar el cuarto otra vez.
La pareja salió a dar un paseo y a visitar los casinos. Mientras tanto, el equipo de limpieza y el gerente buscaron por toda la habitación sin encontrar la fuente del mal olor. Se cambiaron las sábanas, las toallas, las cortinas, se limpiaron las alfombras utilizando los productos más fuertes. Al regresar la pareja, el olor seguía ahí. El esposo estaba muy molesto con la situación, por lo que comenzó a buscar por todos lados qué expedía tan mal olor. Al quitar el colchón encontró el cadáver de una mujer. Esa es la leyenda, pero casos verídicos se asemejan mucho. El cuerpo de Saúl Hernández de 64 años fue encontrado en la habitación 112 del Burgundy Motor In

n después de que unos turistas alemanes se quejaran de un mal olor. En Pasadena California, en 1996 sucedió lo mismo, pero fue hallado el cuerpo de una mujer.





La mujer tóxica


Cuenta la leyenda que una mujer fue llevada de emergencia al hospital, ella sufría cáncer y se estaba muriendo. Las enfermeras trataron de sacarle una prueba sanguínea cuando gases tóxicos emanaron de la sangre de la mujer. A los pocos minutos, las enfermeras que trataban de buscar el por qué de esto se empezaron a quejar de dolores de cabeza, algunas perdieron la conciencia. Unas de ellas al despertar se dieron cuenta de que no tenían control sobre el movimiento de sus miembros. Por lo menos, 23 personas del equipo de emergencias sufrió algún síntoma al estar en contacto con la mujer. Los investigadores han tratado de encontrarle a esto una explicación. Se dice que una mala combinación de químicos se creó por accidente a causa de medicinas y medicamentos tópicos que eran usados para calmar las molestias de la paciente enferma. Esta leyenda fue real ocurriendo el 19 de febrero de 1994 en el Hospital General del sur de California, en Riverside. La paciente era Gloria Ramírez, quien falleció a los 31 años de edad.

Leyendas Reales de Monterey Mexico



Hace aproximadamente unos 5 años, mi hermano, un primo y yo fuimos a la casa de mi vecino a ver una película que se llama actividad Paranormal, aprovechamos ese día para desvelarnos ya que era fin de semana y los papas de mi amigo no se encontraban en su casa. Recuerdo que a mitad de la película eran las 3:00 am, en aquel entonces yo desde niño fui muy miedoso, me daba miedo todo, pero aun y así vi la película. A partir de esto empecé a vivir sucesos extraños.





En aquel entonces tenía como 1 año con ahora mi exnovia. Ella vivía como a dos colonias de mi casa, aproximadamente como 6 kilómetros de entre su casa y la mía, solía regresarme caminando a mi casa después de ir a verla.
Un día me regresaba a mi casa era la 1:00am. En aquellos tiempos tenía más miedo a la delincuencia que a algún fantasma. A medio camino empecé a sentir que alguien me observaba, también me dio un miedo enorme, tanto que la piel de gallina no se me quitaba. Seguí caminando, pronto comencé a sentir mucho frio, la mirada que sentía que me observaba se hacía más pesada, voltee detrás de mí y veo como a unos 10 metros estaba una mujer con un vestido hasta las rodillas de color gris, descalza y sus pies no tocaban el piso su cabello largo color negro tapaba su rostro, solo se podían ver parte de sus ojos que me veían fijamente, se me bajo la sangre a los tobillos y como pude comencé a correr.
Al llegar a mi colonia comencé a sentir la mirada y de pronto una tipo lechuza grande y fea de color gris pa
Semanas después de ver a la mujer, por las noches me empezó a pasar a eso que le llaman, se te sube el muerto, yo comparto cuarto con mi hermano, las camas de cada uno están a cada extremo. La primera vez que me paso fue horrible, por que vi a la misma mujer de gris, intentaba gritar para que mi hermano me ayudara pero no podía hablar ni siquiera mover un dedo, solo podía mover los ojos y veía como la mujer se me acercaba más y más, fue tanta mi desesperación que pude reaccionar y moverme pero ya no había nada en el cuarto, volteo a ver el reloj para ver la hora y eran las 3:15am.
Después de eso todas las noches era lo mismo, “se me subía el muerto” pero había veces que no veía a nadie, habia veces que veía el rostro frente a mí, y veces veía a la mujer de cuerpo completo. Nunca llegaba a tocarme, y siempre que me despertaba veía el reloj y eran entre las 3:07am y las 3:25am, me daba tanto miedo dormir que había veces que no lo hacía, comencé a bajar de peso como 12 kilos, todos me preguntaban que si estaba enfermo porque cada vez me veían más delgado.
Un día me puse a investigar en internet, y descubrí que tenía explicación científica, se llama “Parálisis del sueño”, eso me calmo y conforme fue pasando el tiempo se me hacía cada vez más normal y ya podía controlarlo según eso creía yo.
Pasaban semanas y no me daba “Parálisis del sueño” pero una noche me volvió a dar, y esta vez duro más y fue mucho más pesado porque sentía como cada vez se acercaba más y más a mí, quería gritar a mi hermano pero no podía, solo lo podía ver dormir, y mi cuarto lo veía todo tal cual es, podía ver como pasaban los minutos en el reloj; 3:15, 3:16, 3:17, hasta que llego a mí y me tomo de la muñeca y me jalaba para la orilla de mi cama, en ese momento quería rezar, pero se distorsionaban mis pensamientos como si algo no me dejara hacerlo, fue tanta mi resistencia y en mi mente pensaba “cuando pueda moverme la voy a golpear hasta cansarme”, fue así que pude reaccionar y cuando me doy cuenta mi brazo estaba estirado completamente en el aire, solo fueron segundos y cayo como si lo soltaran, yo no estaba haciendo ninguna fuerza por moverlo, volteo a ver mi brazo y pude notar como habían dedos largos y delgados marcados con presión en mi brazo, desde entonces ya no me ha pasado nada,
Gracias a Dios







LA INVITACION




Historia basada en una experiencia personal ¿Real? relatado por AITANA Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán
Desde que recuerdo siempre he sido despreciada y poco valorada. Apenas llegué a la adolescencia, busqué la atención masculina y el amor sin éxito. Esa conducta y las malas decisiones que he tomado en mi vida giran alrededor de mi obesidad. Mi maldita gordura me ha llevado por caminos tortuosos y a elegir mal. Sin embargo siempre he sentido esa necesidad de sentirme bonita y deseada, y pongo a prueba la atracción, que mis grandes proporciones pueden ejercer en los hombres. Desde jovencita a pesar de mi gordura, la lotería de la vida me premió con grandes senos y caderas redondas y bien formadas, que son las delicias de cierto tipo de hombres. Con el tiempo, las decepciones y los éxitos amatorios logrados provocaron que me volviera una mujer fácil. Los hombres me aprovechan y después me desechan sin siquiera preguntar mi nombre; pero todo eso cambió de una manera radical y generó un circulo vicioso del cual no puedo escapar. Mi inseguridad me orilló a tener muchos problemas sentimentales y en gran medida momentos amargos que hasta la fecha no he logrado superar. Quizá lo único positivo es que mi gordura atrae miradas y deseos. Mi principal atractivo aparte de mis curvas es mi rostro. Soy de piel blanca y tengo un rostro bien cuidado y la estatura necesaria para brillar y destacar entre muchas mujeres; pero en este mundo es inevitable que prefieran a mujeres esqueléticas y no niego que en veces, me siento deseosa de ser como esas chicas.
Cierto día salí a desayunar, no estaba de muchos ánimos y deseaba entretener mis penas, quizás conocer a alguien o ver a algún conocido que me ayudara a conseguirme un trabajo. No tengo ninguna profesión. A duras penas si había terminado la preparatoria y aunque durante un tiempo fui patrocinada por mis padres o novios. Estaba hastiada y necesitaba hacer algo y sentirme útil. No sé cuanto había caminado y me metí en un café. Estaba sumida en mis pensamientos cuando se acercó una persona a saludarme, su rostro me era familiar y mientras recordaba quien era; le sonreí con naturalidad, me tomó unos segundos reconocerlo, era un seguidor de Facebook con el que platicaba regularmente en un grupo de historias de miedo, hechicería y esoterismo; prácticas que me parecían fascinantes y quería aprender, para explotarlas. El hombre dentro del grupo decía ser maestro o brujo practicante de hechicería, a pesar de eso sabía que tenía dinero y era una persona madura e interesante, seguro de sí mismo. Cuando rozó mis manos y me di cuenta que no despegaba su mirada impúdica de mi generoso escote. En vez de molestarme; empecé a sentir inquietud y una excitación que comenzó a humedecer mi vagina a tal grado que al frotarse entre mis rollizos muslos sentía como sus labios lubricados por mis flujos resbalaban entre ellos.
Después de una charla de reconocimiento comenzamos la parte seria. El decía de su interés por involucrarme en un grupo donde hacían rituales de magia y curanderismo, cuyo fin era alcanzar la riqueza y el placer carnal, en prácticas que iban mas allá del entendimiento humano. Cuando me contó todo lo que hacían en el grupo y cuáles eran los fines, cierto calorcito me recorrió el vientre. Me invitó a comer y aunque al principio me negué, tenía hambre y terminé aceptando dada su insistencia. Minutos después, me sentía relajada, mi
ansiedad y el nerviosismo había quedado atrás mi hambre saciada y mi sed calmada con margaritas que comenzaban a hacer efecto.
Las barreras morales que aun quedaban en mi, comenzaron a caer una por una; mi mente y cuerpo se abrió a la posibilidad de tener sexo con aquel hombre extraño. Ese pensamiento me incitaba a tener deseos lascivos que me recorrían todo el cuerpo desde el tremendo ardor sobre el que estaba sentada. La conversación transcurría entre explicaciones de planos de la existencia, brujas y demonios, mientras fumaba, bebía y mantenía mi interés en él sin restricciones. Intuía que el momento de pagarle se acercaba; pero imaginaba como.
Entonces dijo algo que rompió mis expectativas: Me contó que los miembros del grupo al que denominaba “el culto” intentaban contactar con unos demonios para complacerles en todo lo que deseaban. Su meta era negociar con uno cuyo nombre no comprendí de inmediato y que su función era el placer carnal y el aumento de los sentidos. Y que necesitaba jóvenes como yo de tallas grandes y resistentes, para poder realizar un ritual sexual como una forma de llamar a esos demonios. Si estaba dispuesta a hacerlo además de aprender me pagarían bien. Además de la posibilidad de pertenecer al “culto”. Después de escuchar esa propuesta la ambición y el deseo inherente que me produjo el pensar que, además de ser usada sexualmente me pagarían. Las supercherías de ese tipo no me compraban más, supuse que su grupo era de esos fracasos swingers en donde copulaban hombres feos con mujeres aun mas feas; pero la promesa de dinero fácil casi me convence de inmediato.
El tan solo pensar en aquello me era profundamente erótico. Entonces tantos mis ángeles como demonios internos se peleaban ferozmente. En mi mente pensaba que había otras formas de conseguir dinero y que de ninguna manera me vendería a los deseos lujuriosos de varios; pero mi cuerpo estaba seducido por mi propensión al placer carnal riesgoso Con pretextos intenté negarme; pero al final cedí alimentada por la curiosidad y la lujuria. Me dejé conducir sin voluntad, como siempre. Pagó Ia cuenta y a pesar del poco dinero que pagó por el almuerzo y unas margaritas. Me sentía bien pagada por haber sido salvada de la rutinaria apatía de la quizás jamás hubiera escapado por mis propios medios.
Me van a coger por un almuerzo y unas margaritas”, pensé en mis adentros.
Manejo por la avenida hacia el centro, nos dirigíamos a uno de los edificios viejos de su propiedad en donde su “sociedad secreta” nos estaría esperando para hacer los rituales de magia negra y llamamientos. En el trayecto no nos dirigimos la palabra, estaba algo nerviosa; miraba la gente esperando transporte cuando sentí su mano meterse entre mis piernas. Sentí como los pelos de la nuca se me erizaban y mis pezones se pusieron duros. Me levantó la falda que llevaba y comenzó a sobar mis muslos mientras manejaba.
La vulgaridad y la alevosía con la que actuó, me hizo sentir una sórdida sensación, vergonzosa y denigrante; que me causó una corriente eléctrica recorrer mi cuerpo. El recorrido de sus dedos sobre mi piel me causó repulsión y un voluptuoso cosquilleo en mis entrañas me hizo querer bajarme y correr; pero a la vez un oleaje de humedad arremetía en mis pantis. Cuando al fin llegamos al edificio, Io lúgubre y descuidado del lugar me decepcionó un poco; pero ya estaba ahí y quería ver de qué se trataba.
Mi sentido de conservación no me importó mucho en ese momento. Así que caminamos por un largo y obscuro pasillo hasta una gran galera en donde había sillas y mesas como para asambleas. AI caminar un poco más nos metimos en un gran cuarto donde había varias personas de aspecto algo siniestro que vestían túnicas negras y parecían estar esperándonos. Algunos al verme se relamieron los labios como imaginando el festín que tendrían conmigo.
Había algunas mujeres que de igual manera me vieron con morbo y lo extraño es que todas parecían de mi talla con grandes proporciones. La habitación era muy extraña, sobre las paredes había grandes cortinas negras con símbolos raros y candelabros con veladoras encendidas cuya luz le daba un ambiente siniestro. Sobre el piso había pintada un pentagrama con mas símbolos raros y al fondo había una gran mesa de concreto con un libro enorme y mas veladoras. Sentado frente a esa mesa estaba una enorme estatua de un demonio que no logré identificar; pero era horrible y parecía cobrar vida cada que lo observabas. Todo aquello me puso nerviosa y antes de que pudiera decir algo.
Aquel tipo que me había llevado ahí me condujo a una pequeña oficina en donde había un escritorio, un sillón y una cámara de video sobre un tripié. Pensando que quizás habrían de filmar la copulación, me puse tensa. El hombre salió y el silencio me era incómodo. Luego de un rato entró otro hombre de apariencia pulcra y vestido con una túnica blanca, su rostro era apuesto y era alto. Me comenzó a decir que era Io que hacían allí, cosa que ya sabía. Luego de una larga charla acerca de mí y mis creencias. Me dijo que estaba ahí para participar de un ritual sexual en donde el demonio que estaba en la galera habría de cobrar vida y cumplir los deseos de todos.

Historia chapala Jalisco



En las vacaciones de 1998 mi familia y yo fuimos a la rivera de Chapala, el lugar fue el hotel Montecarlo, mi padre llevo las motos acuáticas para que nos alegraran los días, yo me sentía fascinado manejando las motos dando vueltas en altas velocidades mi primo mayor que yo y con mas experiencia en las motos me dejaba en ridículo la mayor parte del tiempo.nuestro primer día fue normal como cualquier típico día vacacional, furor, alegría, y una que otra quemadura sin importancia, ese día amaneció nublado así que a falta de sol podríamos estar toda la tarde en las motos, así fue estuvimos todo el día en las motos mi primo me dijo : vamos a llenarles el tanque comemos y nos vamos tengo una idea para esta tarde. Yo accedí y sin mas nos fuimos a comer, reposamos un momento y nos fuimos, mientras que mi padre y mis tíos se la pasaban emborrachándose y mi madre y mis tías jugando baraja, nosotros nos fuimos , estábamos dando vueltas hasta que me dijo mi primo: muy bien Vic te reto a ver quien llega primero a la isla de los alacranes yo estaba muy chico para entender las distancias yo acepte y los dispusimos a darle con todo a las motos, mi primo se alejaba de mi poco a poco las distancias fueron creciendo hasta tal punto que no lo podía ver, sin importarme ya que podía ver a lo lejos la isla. Pero mi mala suerte comenzó a empeorar una neblina que provenía del mismo lago comenzó a levantarse impidiéndome ver la isla , el miedo comenzó a reinar en mi interior, y con ello mi pericia al volante, tanto así que golpe una piedra o algo dentro del lago, mi moto comenzó a fallar, a tal punto que no quería prender, yo gritaba con desesperación a mi primo para que regresara y me remolcara. Pero no no se veía nada ni nadie, y el atardecer que se culminaba me daba la poca luz entre la espesa niebla, pronto estaría a obscuras, y nadie me podrá ver no tenia linterna, comenzaba a darme hambre y frio. Pasadas al rededor de 3 horas desidia ver que no hubiera nada atorado el motor o la hélice vi que el agua. Estaba relativamente tranquila, baje de la moto y me metí al agua, sabia que no me pasaría nada, por que no hay tiburones en el lago y tenia mi chaleco salvavidas, me sumergido un poco para alcanzar la hélice de la moto, y sentí como una dra atascada en el lugar . intente retirarla, con cada zambullida que daba mi fuerza mermaba, el coraje comenzó a surgir y con esa rabieta di un gran tirón y se soltó la piedra.
Me sentía todo un hombre, rudo y agresivo por haber podido quitar u a pequeña roca del motor, comenzó a nadar para subirme a la moto ,pero en un segundo aquel puberto que se sentía hombre se transformo en un bebe llorón, algo tenia agarrándome la pierna, que impedía que pudiera salir del agua, pataleaba pero me era imposible sacarle de eso, intente sumergirme y desatarlas con mis manos, pero en cuanto toque lo que fuera (a la fecha no se que toque o que era) esa cosa me tomo del brazo me quería ahogar , me quería matar, yo intentaba salir tomar bocanadas de aire entre el forcejeó, pero era mucho mas fuerte que yo, mis intentos fueron decreciendo a tal grado que me rendí. Y vi como la tenue luz que había en la superficie desaparecía ,la profundidad me arropaba y la falta de oxigeno hacia que me retorciera como un gusano pedido el conocimiento. Al abrir los ojos estaba en la orilla de la piedra barrenada un anciano de ojos azules y cabello blanco casi platinado estaba al lado tenia un uniforme de marinero me dijo que era de la guardia costera y que me encontró en el agua desmayado, me incorpore le dije lo que había sucedido y solo me dijo estas aguas guardan secretos muy peculiares te recomiendo que sigas por la línea costera hacia la izquierda hay hallaras tu hotel pero recuerda no entres tan adentro al lago , asenté con la cabeza y me fui.
Así como me dijo el anciano así llegue al llegar al hotel toda mi familia estaba llorando, me preguntaron que me había pasada estaban pescadores y protección civil buscándome les dije que un viejito de la guardia costera me había ayudado , los pescadores y los de protección civil se quedaron atónitos, niño en el lago no existe guardia costera. Yo refutaba mi historia pero no me creían, ya en la noche mi primo me pregunto : dije la verdad vi que paso ? Te grite que regresáramos pero no me hiciste caso y te fuiste, le conté sobre la cosa que me agarro y los contratiempos que había tenido, solo se quedo callado, y no volvió a preguntar, el ultimo día de vacaciones ya no quise subirme a las motos, me quede en el pequeño muelle que tenia el hotel, observando el horizonte a lo lejos observe una barcaza y en ella aquel dulce anciano que me salvo no tengo dudas que aquel hombre era un ángel que lucho por mi alma . fin







26 jun. 2018

El Arranca Corazones




Vivimos en una pequeña finca, muchos kilómetros lejos del bullicio de la ciudad. Vivimos en paz y armonía, rodeados del silencio tranquilizador del campo. Desafortunadamente, las cosas han cambiado. Las ciudades están cada vez más invivibles, y las medidas que han hecho las administraciones públicas para combatir la inseguridad, han trasladado la inseguridad a lugares alejados como mi hogar.
Cada noche los ladrones, se llevan animales, cosechas, y lo peor del caso, es que no podemos andar por fuera hasta después de las 7 de la noche, o seguramente lo lamentaremos. Han envenenado a mis perros y nos tienen doblegados, temerosos e incapaces de hacer algo. Las políticas para combatir la delincuencia, sin lugar a dudas son insuficientes padre desesperado e impotente trato de defender a su familia, consiguió una escopeta, pero como se dice literalmente el tiro le salió por la culata. Fue golpeado, y atado en un palo, simulando un espantapájaros. Nosotros fuimos incapaces de ayudarlo, porque los delincuentes nos ataron en nuestra propia casa, y para añadir la perversión de la humanidad, nos golpearon, lastimaron y encima de todo nos robaron objetos valiosos; computadores, televisores, equipos de sonido, etcétera. Vi como ultrajaron a mi padre, a mi madre, a mi hermana, vi como quemaron nuestras cosechas y degollaron nuestro ganado.
Mi hermana y mi madre, pasaron varios días hospitalizadas, recibiendo atención médica y psicológica, yo fui dado de alta al otro día, pues mis lesiones no eran graves. Mi padre se llevó la peor parte: tuvo múltiples fracturas en costillas y brazos, hemorragias internas y una arteria se reventó en su cabeza, todo lo anterior lo llevo finalmente a la muerte.
Yo estaba abatido, adolorido, desecho, y en mi cabeza solo crecía un sentimiento, uno que siempre es común tener cuando suceden cosas así; yo estaba sediento de venganza, no me importaba cuantos hombres fueran, ni lo peligrosos que pudieran ser, tan solo quería hacerlos sufrir hasta que mueran. El problema de todo esto, es que puedes desear vengarte con todas tus fuerzas, pero pasar del deseo al hecho, es muy difícil, es un largo camino de transitar y una vez que lo pases, tal vez no encuentres retorno y tu alma se pierda. Mi difunto abuelo solía decir que existen muchos espíritus malos, que solo buscan un cascaron donde puedan habitar y ser terriblemente malos. Nunca entendí esa frase, hasta ese día, cuando rebuscando en sus cosas viejas, encontré una hoja de papel, en ella hablaba de crear recipientes para espíritus que harán lo que les órdenes. La idea se incrustó en mi cabeza y a pesar de que en la hoja no estaban consignados muchos detalles, existía el internet. Y ya sabes cómo es esto: escribes en el buscador una palabra clave, obtienes información y cada vez que especificas la búsqueda, te acercas a lo que buscas. Si eres paciente y un buen investigador, encontrarás lo que estás buscando. El ritual era fácil, primero había que escoger ropa, no importaba si fuera usada o nueva, y la talla dependía de que tan grande quieras tu monstruo. El siguiente paso, consistía en rellenar la ropa de aserrín o paja, colocarle una máscara, guantes y zapatos, también rellenarlos; además había que ponerle un corazón de algún animal (Yo escogí el de mi perro, la última víctima de esos malditos) y hacer una donación de sangre, preferiblemente propia. Finalmente lo puse en el palo, donde habían puesto a mi padre; recordé la aterradora escena y, si a mí me dio miedo, ese miedo lo iba a trasmitir a esos delincuentes. Recite un ritual, el cual llamaba a un espíritu a tomar posesión del muñeco, al principio no pasó nada, me asegure de hacer el ritual paso por paso como lo había encontrado en internet. No obstante nada pasaba, yo me sentía cada vez más idiota, por querer creer en una fantasía para niños.
Un fuerte aguacero cayó sobre mi casa. Las gotas chocaban con gran fuerza contra el cristal, temí que pronto los vidrios se hagan añicos. Antes de dormir recite el ritual nuevamente y un rayo se estrelló contra el espantapájaros. Al principio no pasó nada, pero luego pude ver como ese espantapájaros, regreso su mirada hacia mí, pensé que no pude tomar una máscara más aterradora, era blanca, su nariz era puntuda, en sus cuencas oculares habían dos círculos negros y su boca permanecía en una inquietante risa macabra, levantó su brazo derecho y un gran cuervo se posó en él. Después desapareció.
Me fui a dormir muy asustado, quería creer que todo había sido una pesadilla, y cuando estaba convenciéndome que no era real; alguien entró en mi cuarto: la puerta se abrió y cerró lentamente, me cubrí con la cobija de pies a cabeza, pero sentí que alguien me olfateaba, como cuando un perro busca narcóticos en las maletas de los viajeros en los aeropuertos. También sentí dos manos rosando las cobijas muy cerca de mí. Al cabo de unos minutos esa sensación desapareció. Luche por tranquilizarme y retire la cobija de mi cabeza, para poder ver que sucedía, mis ojos tardaron algunos segundos en acostumbrarse a la oscuridad y cuando finalmente lo hicieron no vi nada; me senté en la cama y no había algo en frente. Sin embargo, sentí una respiración gélida en mi oído derecho, regrese a ver y me encontré con un rostro blanco, que me miraba sin verme y me sonreía con esa inquietante sonrisa estática. Le tire la cobija encima y salí corriendo a refugiarme en el sótano, ahí pase la noche.
Al día siguiente y con la compañía de un imponente sol, recorrí la casa, el espantapájaros, estaba colgado en ese palo, pero cuando decidí asegurarme que haya sido un sueño, encontré un mensaje en mi habitación escrito con algo rojo: “Saciare tu sed de venganza y tu saciarás mi sed de sangre”. A mí solo me bastaba escuchar venganza para que lo demás se me olvide. La noche de ese mismo día, vi al espantapájaros cobrar vida, igual a la noche anterior. Desapareció de mi vista y no lo volví a ver. A la madrugada, ese ser entró a mi habitación, esta vez lo hizo de manera abrupta, la puerta se abrió de par en par y del golpe me desperté sobresaltado. Me senté en la cama y el monstruo estaba de frente, su rostro pálido estaba salpicado de sangre, agarró mi rostro con sus manos, las sentí frías y rasposas, y su sonrisa estática parecía más grande, finalmente me vi en sus ojos, en esa oscuridad me perdí.
Como imágenes de una película vi a un criminal, era el que me había golpeado y atado, estaba asustado, miraba a todos lados y apuntaba con un revolver, con el rabillo del ojo observa una figura negra acercársele, se desplaza levitando hacia él; el regresa a verlo apuntando con el revólver y ese ser desaparece. El hombre trata de tranquilizarse y baja el arma, y ahí cuando está más indefenso, el monstruo lo abraza, inmovilizándolo completamente, con su mano derecha saca su corazón. Veo por primera vez la boca del espantapájaros moverse, devora el corazón del hombre como si fuera un trozo de carne recién asado: después todo se torna oscuro y no veo nada más.
Una nueva escena se materializa ante mí. Veo un nuevo criminal, carga en su mano derecha una pistola y corre despavorido en un bosque, se cansa de correr y se refugia detrás de un tronco de árbol, respira rápidamente sosteniendo la pistola con ambas manos, cuando parece que el peligro pasa y el comienza a bajar la pistola, escucha ruidos provenir de la copa del árbol, se encuentra con aquel rostro pálido, quien desciende lentamente por el tronco como una araña rumbo a su presa, atrapada en su red. El hombre en un intento por sobrevivir levanta la pistola e intenta disparar, fue demasiado tarde porque ese ser ya está frente a él, arrancando su corazón.
Después de nuevamente ponerse todo oscuro, se emite una nueva imagen, dos hermanos huyen en una moto, no les importan las curvas cerradas, ni el pavimento resbaloso por la llovizna que caía, solo les interesaba huir lo más lejos de donde se encontraban. Debieron saber que escapar de esa cosa era imposible. Apareció como una visión ante ellos, el que manejaba perdió el control del vehículo estrellándose contra un árbol. Los dos lucían mal heridos, uno quería moverse y escapar el otro estaba paralizado, era difícil saber si por el golpe o el temor. El que se movía vio con terror como ese ser le arrancaba el corazón a su amigo y se lo comía. Luego sintió como ese ser se le montaba encima, arrancaba su reja costal y procedió a devorar su corazón.
Estaba aterrado con lo que estaba viendo, tal vez cuando pensé en venganza, no pensé en todo este horror. El ser soltó mi rostro y se desplazó a la ventana, no caminaba levitaba y al hacerlo emitía un sonido de viento pasando por una rendija. Llegó a la ventana y me señaló algo con su dedo, yo lentamente me acerque allí. Lo que mire hasta ahora no lo puedo borrar de mi mente, recuerdo que grite tan fuerte aquel día que sentí que mis cuerdas vocales se reventaban. Justo donde señalaba el espantapájaros, estaba el líder de la pandilla, empalado, atravesado por donde estaba su corazón, por el palo que había utilizado para atar a mi padre, y un par de cuervos se comían su rostro.
La policía me detuvo, pero la falta de pruebas en mi contra me exonero. Aunque debo decir que ese monstruo no me ha exonerado de alimentarlo. Hice todo esto por venganza, por lo que le hicieron a mi padre y a mi familia, pero ahora, si no lo alimentó el me matará. Lo he alimentado de vagabundos hasta la fecha, pero ya no quiero hacerlo más, he asesinado a tanos inocentes que me maldigo a mí mismo por haber despertado a esa bestia. Tomó un cuchillo, estoy decidido a hacerlo, voy a arrancarme el corazón, se lo dejare en bandeja de plata, para que se lo coma, y que él consiga otro idiota como yo, que sea capaz de alimentarlo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...