martes, 11 de abril de 2017

Castillo de Gormaz



El Castillo de Gormaz es una espectacular fortaleza alcazaba musulmana en el corazón de la Extremadura castellana, en el costado norte del río Duero en la provincia de Soria. Para D. Luis Díez de Corral, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y la Real Academia de la Historia, la fortaleza de Gormaz no tuvo parangón con nada que hubiese en el siglo X en Europa. En el alargado cerro en que se asienta debió haber desde el siglo IX una construcción militar, pero más pequeña que la actual, pues sólo ocuparía el sector oeste del mismo.
A medida que leoneses y castellanos forzaron el desplazamiento de su frontera hacia el sur llegando al Duero los cordobeses fortalecieron la llamada Marca Media por tierras de Soria y Guadalajara siendo su centro principal la fortaleza de Medinaceli. Por ello el Califa Alhaquem II mandó al general Galib engrandecer este castillo entre los años 956 y 966, como baluarte defensivo del Duero frente a las acometidas cristianas. El castillo de Gormaz sufrió importantísimos conflictos guerreros de conquista y reconquista entre moros y cristianos durante cien años. En el 975 castellanos, leoneses y navarros son vencidos por las tropas de Galib cuando se encontraban asediándolo sin éxito. Tres años después, en 978 la suerte sonríe a los castellanos y la fortaleza cae en sus manos durante seis años pero es rápidamente recuperado por los cordobeses en 983, sirviendo de apoyo para expediciones de Almanzor de finales del siglo X. En el primer cuarto del siglo XI, coincidiendo con la crisis y disolución del Califato de Córdoba, pasó de nuevo a manos cristianas, aunque hubo de esperarse a los años 60 del siglo XI para que este territorio se consolidase y comenzara su repoblación estable. De estas fechas dataría la famosa Ermita de San Miguel que encuentra el la ladera de este cerro, justo bajo la puerta califal ya citada.
El Cid, recibe la villa de Gormaz en 1087. Durante el reinado de los Reyes Católicos perdió su función militar y pasó a convertirse en cárcel. La de Gormaz es la fortaleza musulmana más larga de Europa tiene 1.200 metros de perímetro con murallas y torres cuadradas de origen árabe y su material constructivo está basado en sillería a soga y tizón en las partes inferiores y mampostería en las superiores. La fortaleza de Gormaz se encuentra dividida en dos sectores. El alcázar o zona noble es la del este. Aquí residía el gobernador militar y los miembros notables del ejército y la administración.
Esta parte ha sido muy reformada en tiempos de dominación cristiana bajomedieval. Aquí encontramos la torre del homenaje mudéjar, los restos de la torre de Almanzor, una serie de dependencias que podrían haber sido una estancia señorial y la sala de armas. También hay un aljibe y una puerta con arco de herradura de salida por el muro norte Algunos restos de muros permiten pensar que una de las estancias adosadas al muro norte, junto a la Torre de Almanzor pudiera ser una sala palaciega. En este mismo costado pero en dirección al este hay una gran estancia rectangular que tendría uso de Sala de Armas. Entre ambos espacios se abre una pequeña poterna que permitiría la entrada y salida de forma discreta. Muestra un magnífico arco de herradura. Desde este vano se obtienen magníficas vistas de la fortaleza en su costado septentrional incluyendo la Torre de Almanzor. El alcázar del castillo de Gormaz se ensancha en su extremo oriental y esta zona fue utilizada para la construcción de un magnífico aljibe construido con sillería y recubierto de hormigón de cal hidráulica para evitar las fugas de agua. Esta cisterna de conservación del agua de lluvia se aboveda con medio cañón.
Al sur del aljibe hay un paso de ronda desde donde se tienen algunas de las más espectaculares vistas de la fortaleza. La visibilidad desde aquí, permite en días claros observar territorios y poblaciones a decenas de kilómetros. Es el área de la fortaleza destinada a albergar los ejércitos. Aquí hallamos una alberca para el avituallamiento de los animales, aunque lo más espectacular es, sin duda, la majestuosa doble puerta con imponentes arco de herradura de tipo califal que se abre e el costado sur y que era la entrada principal, curioso vestigio islámico cordobés en el corazón de Castilla. También había otra puerta de codo, hoy desaparecida En resumen, el castillo fortaleza de Gormaz es uno de los lugares históricos más espectaculares de visitar de toda España. La entrada es libre y su acceso fácil puesto que se llega por una carretera muy bien asfaltada, con ensanchamiento para coches hasta sus inmediaciones.


































No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...