miércoles, 23 de febrero de 2011

Sanatorio de la Marína

Más allá como una preocupación sanitaria, en asunto de la tuberculosis fue considerado por el General Franco como una preocupación política. En una de sus muchas declaraciones declaraba (la España sana habrá que sacrificarla por la España enferma, debiendo los clases acomodadas, que no sufren graves contingencias, sacrificarse  por las necesitadas)


Por ello, el 20 de diciembre de 1936, en plena Guerra civil, Franco crea el Patronato Nacional Antituberculosos y al amparo del mismo círculo órdenes a todas las provincias para la creación dentro de un breve plazo y en cada una de ellas de un sanatorio-enfermería.


Empezaron así a proliferar por toda España sanatorios antituberculosos, que inicialmente aplicaron una terapia orientada fundamentalmente al reposo del paciente, basándose en la aplicación del siguiente tratamiento; aire puro, sobrealimentación y reposo absoluto. Posteriormente se fueron desarrollando otras.



Al igual que todos su hermanos de la sierra, éste sanatorio se construyo para tratar la tuberculosis. El ayuntamiento del pueblo cedió los terrenos para su construcción en el año 1949. Se cree que se empezó a construir en ese mismo año quedando terminado y listo para su inauguración el año 1943. Fue construido por el Servicio Militar de Construcciones, participando en su diseño varios arquitectos fieles al régimen de la época.


Tras la erradicación de la tuberculosis através de vacunas, estas gigantescas moles ya carecían de sentido, pues la enfermedad ya no se trataba de la misma.


Nuestro querido sanatorio tuvo el mismo final que todos los que pueblan la zona de la sierra. Un edificio de tal envergadura vacio era inadmisible para el gobierno de la época por lo que decidió convertirlo en una clínica neumológica para la Marina.


Con los años y con la apertura de nuevos hospitales militares, el sanatorio se convirtió en una clínica geriátrica hasta su cierre en el año 2002.Durante este tiempo, el sanatorio y la parcela forman una finca de siete hectáreas. El ayuntamiento ha impugnado ambas subastas y al igual que los vecinos del pueblo solicitan la reversión de los terrenos al patrimonio municipal o su integración en la red de Hospitales de la Comunidad de Madrid.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...