domingo, 6 de febrero de 2011

Despoblado de Tobes (Guadalajara)

Esta  es una invitación a sumergirse en el maravilloso mundo de los despoblados. El blog es un homenaje a aquellos pueblos, aldeas y lugares que por diversas causas quedaron deshabitados por sus moradores. Una manera de salvaguardar su memoria y raíces y darles el reconocimiento que se merecen.


Es una aldea deshabitada que se encuentra a 1020 metros de altitud.
Se accede por la carretera local de Riva de Santiuste a Conquezuela, después de pasar el desvio  a Querencia sale un desvio sin señalización, asfaltada antiguamente y ahora de gravilla suelta de 1 km, hasta el pueblo.



Esta aldea está enclavada en la Comarca de la Serranía. Dos fiestas se celebraban, las más famosa era el 14 se Septiembre, eran tres días de fiesta donde se empezaba por la misa y procesión por el pueblo; se mataban un cabrito en compañía de amigos y familiares, se finalizaba con el baile. La segunda fiesta era el 28 de Agosto San Agustín, también era fiesta para los Toberos.
El pueblo se quedo vacio en el año 1973 cuando tras un año de soledad para el último matrimonio les hizo dejar el pueblo.




El proceso de despoblación de Tobes empezó antes de la Guerra Civil. Las familias en aquellos tiempos eran muy numerosas y en momentos de bonanza la población tendía a rebasar el número de personas que la propia tierra con las técnicas agrícolas tradicionales, era capaz de sostener. De este modo los jóvenes se veían obligados a emigrar lejos de su tierra, dejando los pueblos sin sangre nueva capaz  de mantener el crecimiento vegetativo de la población.






A pesar de todo, en los años 50 llego a tener entre 80 y 90 habitantes .El camino vecinal, hoy pedregal se construyo en aquellos tiempos, pero en las siguientes décadas, a medida que el país alcanzaba nuevos estándares de confort en las grandes ciudades, pueblos como Tobes  fueron quedando sumidos en el atraso por falta de inversión en nuevas infraestructuras.
Las causas de la despoblación se deben principalmente a la ausencia  de agua y electricidad pero también por el empobrecimiento de las tierras y un sistema minifundista que con la mecanización de la agricultura resultaba ineficiente. Este último problema no se soluciono hasta1988, cuando se realiza la concentración parcelaria de la  zona.
Así es como después de algunas décadas de lento declive. Tobes quedo completamente despoblado en la década de los años 70.






El sinuoso trazado del camino de acceso a Tobes hace que no veamos el despoblado hasta que superamos la ultima loma, unos trescientos metros antes de llegar a él. Así cuando finalmente lo vemos nos deja impresionados por el tamaño y el excelente estado de conservación de sus edificaciones.
Al pasear por sus calles perfectamente trazadas y ver la calidad de sus construcciones nos da la sensación de estar en un pueblo que sin duda llego a gozar de cierta prosperidad en algún momento de su historia.




Para empezar la mayoría de sus viviendas tiene dos plantas y algunas proyectan pequeños balcones de forja en sus fachadas. El trabajo en piedra es tan bueno que los muros aun se conservan perfectamente perfilados a pesar de su altura y el tiempo trascurrido. Los dinteles de puertas y ventanas están hechos de sólidos sillares de granito y muy rara vez se utiliza madera, lo que sin duda ha evitado su derrumbamiento.
La fuente se ubica en una plaza central alrededor de la cual se distribuyen las viviendas formando un arco en altura. Por debajo de estas se abren varios accesos a unas enormes galerías subterráneas sostenidas por pilares, aprovechando una formación natural. Los muros de estas últimas están salpicados de hornacinas de diferentes tamaños y en sus bóvedas se abren algunas grietas que dejan pasar la luz.




En uno de los extremos del pueblo se encuentra la iglesia. Esta cerrada por lo que es imposible visitarla. Su estilo es románico lo que nos habla de los orígenes de Tobes, allá por los siglos XI y XII. Como es habitual en este tipo de iglesias, está formada por un campanario triangular de sillería, al que sigue una nave y unos ábsides de planta cuadrada levantados en mampuestos de piedra y cubiertos de teja árabe en perfecto estado.




El conjunto está cercado por un muro, en uno de sus flancos y en su interior se encuentra el cementerio.
Los edificios circundantes de menor calidad y una sola planta, seguramente estuvieron dedicados a corrales o sirvieron para guardar aperos de labranza.




La sociedad Zenete Inversiones se intereso en el pueblo con la idea de destinarlo a un proyecto turístico. Hoy se está trabajando en su rehabilitación y se espera que en pocos años funcione como complejo turístico hostelero.
Así es como vi Tobes y como lo cuento. Dedicado a los Toberos

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...