domingo, 25 de junio de 2017

El Palacete


Después de pasar varias veces por allí no imaginábamos que estuviera abandonada. Por fin nos decidimos a entrar, y cual fue nuestra sorpresa... ¡Puf!!  No puedo deciros desde cuando estaba abandonada ni a quien perteneció...La sensación fue maravillosa, el tiempo no había pasado, todo seguía intacto, como si el tiempo se hubiese congelado entre aquellas paredes que ya no oían voces ni las risas de aquellos niños jugando entre sus pasillos. 
El reloj seguía parado, el tiempo se congelo.
Aquel piano ya no se oía, sus notas quedaron en el silencio.
Aquella hermosa vajilla ya no servía para tantos comensales en una feliz mesa rodeada de familia, tal vez amigos con los que brindar.
Aquellas camas ya no guardaban secretos, sueños, confesiones, tal vez alguna que otra lagrima y oración. Sus colchas no resguardaban del frio, ya no sentían el calor de dos cuerpos abrazados confesándose como había ido el día.
Los espejos no reflejaban aquella hermosa tez, y los ojos en los que se reflejaban.





































































No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...