martes, 7 de marzo de 2017

Ermita de Ntra Sra de Tomalos



Descripción del lugar Torrecilla en Cameros: Situada en la cuenca del río Iregua, comarca del Camero Nuevo, se trata de la capital de la comarca de Cameros, se encuentra en una zona de gran interés ecológico y paisajístico. Hacia el oeste y sudoeste se encuentra el macizo de las cumbres del monte Serradero; al este, las estribaciones de La Rasa. El casco urbano de Torrecilla, cuyas construcciones tradicionales son de mampostería con cubiertas de madera, ha sufrido muchas, y algunas no muy afortunadas, transformaciones en los últimos años. Ha sufrido una fuerte disminución de la población. En los años 60, una fábrica de muebles se desplazó, llevándose en muy pocas semanas a 160 familias, que suponían la mitad de la población. A 1 de enero de 2010 la población del municipio ascendía a 520 habitantes, 286 hombres y 234 mujeres.   La ermita: La ermita de Nuestra Señora de Tómalos se encuentra suspendida sobre la garganta formada por el Iregua a su paso por Torrecilla en Cameros, concretamente a tres kilómetros de la localidad. El imponente edificio construido desde el siglo XVI al XVIII cuenta con la vivienda del santero y destacan en su interior las pinturas de su cúpula. Los orígenes de esta ermita tienen diferentes versiones. Una de ellas, recogida por Luis Vicente Elías, tiene su origen en la batalla de Clavijo. Las fuerzas cristianas de Cameros se reunieron en el centro del valle del Iregua, concretamente en el lugar denominado Cigarrales, donde se rendía culto a una virgen de similar denominación. Allí existía el único puente que comunicaba a los pueblos situados en las dos márgenes del Iregua y en este lugar el predicador invocó a la Virgen para que tomara a los hombres que partían hacia la batalla bajo su protección. En tantas ocasiones el predicador pronunció la palabra Tómalos que a la vuelta victoriosa de la contienda aclamaron a la Virgen con el nombre de Tómalos. La segunda versión dice que la gente que acudía a la ermita encontró a la santera a punto de dar a luz y sin ninguna prenda para cubrir al niño. Los visitantes fueron a la ermita y le pidieron a la Virgen los manteles del altar y ésta asintió diciendo Tómalos. Una variación de este mito cuenta que la persona que solicitó una manta para su niño era una mujer pobre que pasaba por la ermita y el niño se puso a llorar por lo que se apareció la propia Virgen y le dio una manta para taparlo, diciendo en el momento de entregárselo Tómalo.
Y desde ese momento se le conoció por la Virgen de Tómalos. El pueblo de Torrecilla acude en procesión dos veces al año a la ermita. La primera de ella en la festividad de San Marcos, el 25 de abril, trasladando la talla de la virgen de la ermita a la Iglesia de la localidad. El día 8 de septiembre, día de la Virgen, se devuelve la imagen a su ermita. Antiguamente esta romería se acompañaba de una danza, hoy desaparecida.
































No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...